El año 2017 fue muy importante para DEIF Wind Power Technology, con la inauguración de una oficina nueva en Silkeborg, en Dinamarca y el lanzamiento de la solución de retrofit por el Vestas V47. También fue el año, donde DEIF Wind Power Technology incluyo el gerente de proyectos y negocios Darío García de España, dentro la  corporación. Con eso DEIF abrió la actualización del PLC  de aerogeneradores en el mercado de España. Para una breve entrevista  nos encontramos con Darío en Madrid:

¿Cuál es tu historia? Educación, experiencia, etc. 

Llego más que 17 años en el sector eólico. Empiezo con montaje, puesta en marcha, mantenimiento, supervisor en diferentes instalaciones de tecnologías diversas desde potencias de 200 KW hasta 2 MW. Mi educación es un grado medio de electromecánica. 

¿Porque te pareció interesante trabajar por DEIF Wind Power Technology?

Observé en DEIF la posibilidad de ofrecer en mi país, un buen producto en la parte de control del PLC de aerogeneradores, observando en mi experiencia como técnico de mantenimiento las dificultades de acceso a los controles actualmente instalados. 

¿Cómo pueden las soluciones de DEIF Wind Power Technology apoyar el mercado eólico en España con retrofit del PLC?

Ofreciendo a nuestros clientes la posibilidad de un control completamente abierto a trabajar en función de sus necesidades y implementando la formación de sus operarios. 

¿Cúal es tu impresión del mercado eólico en España, concerniente a oportunidades y obstáculos?

El mercado eólico es muy profesional y muy fuerte en mi país y las oportunidades están en ofrecer a nuestros clientes soluciones a la medida que necesiten para tener el control de su propia máquina y no tener dependencia del fabricante, por supuesto los obstáculos son lo variable que esta el mercado en este momento.

¿Hay algo que es único en España en comparación con otras países referente al mercado eólica?

El gran número de potencia instalada con una antigüedad de casi veinte años y la gran experiencia de todas las personas implicadas en estos proyectos diferencia a España la necesidad de dar un paso más en la parte de control de la máquina. 

¿Qué expectaciones tienes por el mercado eólico de España en el futuro? ¿Cuál es tu deseo?

La apuesta por tener el control de las máquinas y de todos sus componentes es un gran proyecto en el que trabaje en otras compañías y DEIF representa mi deseo de también ofrecer a nuestros clientes la posibilidad de tener el poder en su mano de saber cómo está funcionando su máquina en todo momento. Es mi ambición por el futuro.